viernes, 31 de enero de 2014

Viejo Camino de Santiago: La Vid de Gordón a Pola de Gordón

La Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León "Pulchra Leonina" ha retomado la ruta del “viejo Camino de la montaña” desde donde lo habíamos dejado antes de las fiestas navideñas. Lo hacemos después de consultar nuestro Vexu Camin, bueno, en realidad pertenece a D. Julián González, que es quien lo escribió.

La Vid

Salimos de La Vid de Gordón junto a unos bien restaurados lavaderos, por la carretera que bordea la iglesia y después de cruzar el puente, que nos lleva por debajo de las vías del tren a la collada de Buiza de Gordón. La ruta de montaña está señalizada en unos paneles junto al camino.

La Vid

Aunque la ruta es un poco más larga en Buiza después de hablar con la gente del lugar, pensé que la comitiva de Leodegundia y Gundisalvo tomaron la dirección a Villasimpliz pues por ahí quedan buenos vestigios de la vía romana.

Buiza

Lo reseño aquí porque al llegar a Buiza atrajo nuestra atención la Calle de la calzada (romana) y al hablar con la gente del pueblo nos indicaron que la antigua calzada romana primitiva venía desde Pola de Gordón por Beberino y después de pasar Buiza se bifurcaba en dos direcciones, una a Rodiezmo y otra a Villasimpliz que sin llegar a esta localidad, es por donde yo creo que vinieron nuestros protagonistas. Por este camino en el alto de san Antón existió desde antiguo un monasterio y una hospedería pues no tenemos que olvidar que por aquí pasa el Camino del Salvador. También nos dan cuenta de un miliario anepigráfico posiblemente de época de la dominación romana.

Buiza

Yo solo conocía de oídas la existencia de esta bonita localidad de montaña, pues en mi época del servicio militar en ferrocarriles uno de mis compañeros era de esta localidad, por supuesto, contaba maravillas de su pueblo. Quise saber de su vida, me dijeron que se ha jubilado y vive en Torrevieja, aunque viene en el verano. Le mandé un saludo.

Buiza

¡Quién me iba a decir a mi, que el pueblo de Plácido tenía tanta historia! Pues Buiza aparece documentada desde el año 1188 aunque ya es citada anteriormente en el testamento de Fernando I que en 1036 otorga esta localidad a la Iglesia Ovetense.

Buiza

Habíamos leído que en el año 1796 Jovellanos pasó por aquí y pernoctó en casa de Dª Manuela, la viuda. http://buiza.cranf.net/hist_docus.html

En su diario, el ilustrado nos cuenta sus vivencias y gracias a el sabemos que había cuatro casas con escudos nobiliarios, yo solo encontré tres pero mi amigo Pio Cimadevilla en su libro “Repertorio Heráldico Leonés I” nos da cuenta de los cuatro. http://www.ayto-lapoladegordon.es/buiza/


Buiza

El que yo no encontré estaría según salimos del pueblo a la derecha y D. Pio al describirlo dice que se observaba un anagrama con la inscripción “Estas armas y blasón de Alfonso Villafañe son”. Es muy parecido a otro que sí fotografié cerca de la plaza también correspondiente a los Alfonso de Villafañe.

En nuestro recorrido entablamos conversación con Carmen que había salido a caminar y nos acompañó. Se ofreció amablemente a abrirnos y calentar el local de la Asociación de vecinos el domingo, que hicimos la ruta que es muy de agradecer, teniendo en cuenta el frío que hace en esta época del año.

Buiza

El tercer escudo está en la plaza, y cuando se escribió el repertorio Heráldico la casa que lo ostenta estaba dedicada a cantina. El cuarto y último se encuentra en una casa moderna saliendo en dirección a Folledo, tiene una inscripción: “estas armas y blasón de los Álvarez Quiñones son” (Podéis verlos todos en el reportaje fotográfico)

Carmen además de tener la llave del Teleclub, es la dueña de un perro llamado Pancho, que nos obliga a caminar rápido por todo el pueblo, así visitamos la iglesia y una ermita dedicada a san Antón. La Iglesia actual está edificada sobre una anterior , se nos dijo que la construyeron con cargo a los fondos para las Regiones Devastadas después de la guerra civil, pero que los planos ¡podían ser del arquitecto Torbado!.

La ermita de San Antón es hoy una ruina venerable que sin embargo era utilizada como iglesia mientras se construyó la actual. La otra, citada también por Madoz, se encuentra ya en la carretera que nos conduce a Beberino y está bajo la advocación de la Virgen del Valle.

No sé si por una casualidad del destino o por un milagro de la Virgen cuando paramos bajo el porche de la misma, descansando en los dos poyos de piedra, mi teléfono móvil cogió cobertura para comunicarme ¡que iba a ser abuelo de una niña!

Anécdotas aparte, el culto a esta virgen está muy arraigado por toda la comarca. Nosotros hemos encontrado una web de fotos de Buiza, donde podéis ver la celebración de la Virgen y en diferentes álbunes muchas cosas sobre este pueblo.

Durante la ofrenda

La ermita, llena

Todos los años, el 15 de agosto la gente de los alrededores procesiona hasta aquí acompañando a la virgen y realizan una ofrenda floral.

Buiza

Continuamos por la carretera y después de pasar unas pequeñas hoces giramos a la izquierda para avistar enseguida las primeras casas de Beberino de Gordón.

Beberino de Gordón

En el libro ya citado anteriormente, Pio Cimadevilla nos da cuenta de la existencia de dos antiguas necrópolis cercanas al pueblo junto a la “peña del Castro”. Una contiene esqueletos de caballos la otra pertenece a un enterramiento humano, pero lo curioso es que uno de los esqueletos está enterrado en posición vertical. (Cultura prerromana).

Por este pueblo también pasó Jovellanos y en sus diarios dice que: « En Beberino está lo que llaman Ropería de Guadalupe y un monje con sus criados que cuidan de la gran cabaña del monasterio repartida por estas montañas a veranear ».

Beberino de Gordón

En la actualidad dicha Abadía ya no existe, pero un escudo eclesiástico y a su lado un mosaico que representa a la Virgen con la inscripción “Nigra sunt de Guadalupe” nos sirve para orientarnos sobre el lugar en que se ubicó. Para nosotros fue una sorpresa conocer que el todo poderoso monasterio de Guadalupe tuviera posesiones en estas montañas.

Hablamos con Lola, que paseaba a su perro Lucas y que es la propietaria de una parte del edificio muy restaurado desde entonces. Pasa aquí grandes temporadas acompañando a su hermana que fue catedrática de historia. ¡Todo un lujo de interesante conversación¡

Beberino de Gordón

Hasta este lugar, día de la festividad de San Pedro, patrón del pueblo, la gente procesiona al santo desde la iglesia. Pasareis luego por delante de ella por estar situada junto a la carretera. Es del Siglo XVIII y se construyó a expensas de D. Bartolomé Álvarez Rabanal y su esposa. El retablo original fue expoliado durante la guerra civil

Beberino de Gordón

Al observar las piedras con las que se hicieron algunas casas, los arcos de sus entradas, los patios, pensamos que antiguamente debió de ser un pueblo importante debido creo yo a la Transumancia. En algunos casos estos arcos han sido reutilizados y ya no están en su lugar de origen como el que adorna la plaza. Pero ahora, como el frio del invierno aprieta, la mayoría de las casas permanecen cerradas.

Beberino de Gordón

Entre Beberino y la Pola de Gordón nos topamos con el puente Tornero, descendiente de otro anterior, de la época de la dominación romana. El que hoy vemos, es del siglo XVIII pero a unos 20 metros quedan unos ojos mucho mas antiguos ¡Un puente largo, eh! . El Conde de Luna, bajo cuya jurisdicción se encontraba el concejo de Gordón, cobraba portazgo en este puente así que la gente tenía que “inventarse” otros caminos para evitar su pago pues aún sin Montoro ya eran tiempos difíciles.

Podéis ver pinchando aquí, un libro curioso sobre los antiguos puentes de esta calzada 

Nosotros, en esta ocasión no lo cruzaremos porque el final de nuestra ruta de hoy será esta localidad leonesa cabeza del ayuntamiento donde después de disfrutar de su historia y de sus paisajes lo haremos ahora de su gastronomía. 

Ah, y… ¡Buen camino, peregrinos!

Beberino de Gordón

Fotos y texto de Rafael Cid

martes, 28 de enero de 2014

Viejo Camino de Santiago. La Vid a Pola de Gordón

video
Podéis ver aquí el vídeo que Jose Mari ha elaborado sobre la etapa del Viejo Camino de Santiago de La Vid a Pola de Gordón. Es un buen recuerdo de la primera etapa en este año 2014.

lunes, 20 de enero de 2014

Misa de Socios de Amigos del Camino de Santiago de León "Pulchra Leonina"

Las actividades del año de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago comienzan con una misa en recuerdo de los difuntos entre nuestros compañeros y sus familiares, además de tener muy presentes a aquellos que sufren alguna enfermedad o situación difícil.

Nuestros mejores deseos siempre están con ellos, y al igual que en El Camino siempre se encuentra la ayuda de una mano amiga, esperamos que encuentren la ayuda necesaria y que logren superar todos los pesares.

En esta ocasión la misa se celebró la tarde del sábado 11 de enero, en la Catedral de León, en su lugar más Jacobeo, la Capilla de La Virgen del Camino. Además a nuestra Virgen la acompañan tres santos muy peregrinos: Santiago Apóstol, San Roque y San Martín de Tours, que están en las hornacinas que componen un retablo pétreo sobre el altar.




Bajo tan destacada y apropiada protección, se llenó el lugar para participar de una agradable celebración, oficiada por nuestro amigo D. Jorge García, párroco de Bercianos del Real Camino. Él bien conoce los pesares y las alegrías peregrinas, y bien supo llegar hasta los asistentes.

Sin duda alguna este primer acto del año ha sido también especialmente agradable por el buen hacer del Coro, formado por nuestros compañeros de Asociación. Se nota el trabajo, el ánimo y la buena intención: ¡Da gusto contar con un tan buen coro! Así las penas lo son menos, y las alegrías, como que lucen más.

Y concluyo esta crónica con una nota sobre la buena acogida de nuestras peticiones: quizá sea por la participación de tantos socios, junto con el buen hacer de nuestro coro, que es seguro que nuestras peticiones son atendidas: Al inicio de la misa muchos nos enteramos del percance de nuestro compañero Ángel, e incluimos en las peticiones su pronta mejora. Es un placer compartir con vosotros la grata noticia de que ya se repone felizmente, conservando su buen ánimo habitual.

Texto y foto de Juan Manuel Puente

domingo, 19 de enero de 2014

Estadística de peregrinos del Camino de Santiago en la ciudad de León

La Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León "Pulchra Leonina" ha estado presente en la radio. Allí en la COPE de León, en el programa  La Mañana, del miércoles 15/01/2014   13:03

Portada COPE

Primeramente intervino Javier Reyero (Concejal de Educación ) y a continuación tomaron la palabra nuestros Amigos del Camino de Santiago de León "Pulchra Leonina, Luís Gutiérrez Perrino, como presidente de la Asociación y  José Buzzi Gracia, como tesorero de la misma y responsable de la confección de una Estadística de peregrinos del Camino de Santiago en la ciudad de León.

Este fue el tema de la charla radiófonica que podéis consultar yendo a la página:
http://www.cope.es/player/id=2014011513390001&activo=10  Bajad por la página hasta encontrar el día. Es el programa La Mañana 2ª Parte del Miércoles  15/01/2014 13:03. El tema de la Estadística viene en el minuto 12: 37 de la grabación.

La Estadística de Peregrinos en León es un trabajo concienciudo en el que trabajan un gran número de socios a lo largo del año y que en el momento de la Asamblea de la Asociación, que tuvo lugar el otro día, es dado a conocer a los socios. Se recoge en un cuaderno en el que constan multitud de gráficas, de las estancias de los peregrinos en nuestra ciudad, agrupados según distintos baremos.

Inauguración órgano, León

Una labor interesante para animar a la población leonesa a considerar a los peregrinos que acuden a nuestra ciudad, desde varios puntos de vista y la repercusión que tienen en nuestros distintos ámbitos, cultural, económico, social, en resumen humano.
Texto y foto Rosa y Rafa

miércoles, 15 de enero de 2014

La crux de los ángeles, mi nueva novela épica.

En los últimos meses no he podido asistir apenas a las actividades de la Asociación, pero aquí tenéis la razón: una nueva novela. En este caso es una fantasía épica sobre el intento de colonización de un nuevo continente (aún no se llamaba América) que llevaron a cabo los hispanos en tiempos del rey Alfonso II El Casto, allá por el lejano año de 798.

La apuesta es bien simple:
Los hispanos llegaron a América siglos antes que Colón. El rey español Alfonso II el Casto ataca la ciudad de Lisboa, que está en manos de los musulmanes, en el año 798 D.C. y se lleva consigo un botín fabuloso. De vuelta a su palacio propone a sus nobles una aventura extraordinaria que podría hacerles a todos inmensamente ricos y poderosos; pero algo debió salir mal pues unos meses después los nobles deponen al rey y le encierran en un monasterio del occidente asturiano. Y no le sacarán del encierro hasta el año 808 cuando los ejércitos del nuevo califa cordobés están arrasando los territorios cristianos y ya lo dan todo por perdido. 
¿Qué ocurrió en esos años y que fue borrado de las crónicas de aquellos tiempos? 
Esta fantasía épica propone la solución al enigma. Disfrutaréis intensamente con su lectura.



Una fantasía épica que propone una serie de enigmas a vuestra consideración, el principal de ellos es: ¿fueron los españoles los primeros europeos en ir a América para conquistar tan inmensos territorios? Llevo tiempo escuchando que los vikingos llegaron antes y se quedaron, aunque nadie se enteró de ello
Yo estoy convencido que siglos antes de que el primer vikingo aprendiera a navegar los hispanos cruzaron el Atlántico, pero la aventura original fracasó y hasta se borró de las crónicas de la Alta Edad Media toda posible referencia a semejante fiasco.
Investigando la historia de España di con algo que me parece que no tiene parangón en la historia de la humanidad: El rey Alfonso II El Casto lanza un sorprendente ataque sobre la ciudad de Lisboa en el año 798 y la arrasa volviendo a sus territorios del norte cristiano con un fabuloso botín.
Hasta aquí lo que cuentan los libros de historia. Pero también nos cuentan es que al año siguiente los nobles deponen a Alfonso y le encierran en un monasterio y allí le tendrán encerrado durante más de 8 años.
¿Mantener durante años preso a un rey? ¿Al glorioso y poderoso rey Alfonso II el Casto? ¿Con todas las riquezas que les había conseguido a los nobles? ¿Qué había hecho Alfonso? ¿En qué aventura se embarcó?

Leer esta novela y saldréis de dudas. Yo fui de asombro en asombro al escribirla y es lo que os prometo con su lectura: ¡os quedaréis asombrados!

Y para que se os pongan los dientes largos os paso el primer capítulo de la novela.

Tres bajeles y un botín inesperado

En la paz del monasterio, recogiendo manzanas, una clara mañana de lluvia fina y fresca el rey pasea y rememora.
Recuerdo; recuerdas, sí, las jornadas felices cuando saliste victorioso del asalto a Lisboa. Un botín inmenso, artesanos judíos y esclavos africanos engrosando las filas de tus tropas con los condes al frente, de regreso a las montañas del norte; apenas sufrimos bajas. Pero encontramos algo más, algo grandioso que conseguimos tras cruel batalla en el puerto magnífico de la ciudad amurallada. No se esperaban nuestro veloz ataque con las primeras luces del alba: tres estupendos bajeles arrebatados a la morería. En ellos te embarcas con tu tesoro y esclavos y das la orden de partir hacia las costas asturianas.
Sobrevivieron al asalto algunos marinos moros que contigo llevas forzados y vigilados. Navegación de cabotaje; siempre a la vista de la costa por si hay que realizar un rápido desembarco. Son hábiles estos navegantes. Al paso por la costa galaica un fuerte temporal nos sorprende y deciden refugiarse en el puerto seguro de una pequeña ría. Apenas poner pie en tierra tu atenta mirada de guerrero observa una extraña y pequeña nave amarrada y desierta. Preguntas por sus dueños.
Son un pequeño grupo de monjes irlandeses que llegaron un par de horas antes y el señor del lugar les ofreció refugio y cama. Monjes irlandeses en tierra de bretones, no es cosa rara de ver pero, ¿a qué habrán venido? ¿De qué estarán huyendo?
Ya ves llegar deprisa y corriendo al señor de la villa con dos guardias detrás. Y a tus pies se postra raudo al reconocerte.
− ¡Qué gran alegría! ¡Qué gran honor para nuestra casa! ¡El rey ha llegado! ¡El rey! −Grita dando grandes voces.
−Vale, vale, no grite más mi noble Arnaldo; ya le habrán oído hasta en Mondoñedo.
−Señor, disculpas pido y mi casa ofrezco. Todos le hacíamos atacando Lisboa.
−Atacada y arrasada la hemos dejado. Estos barcos son parte del botín que me traigo de recuerdo. ¿Qué historia es esa que me han contado los pescadores de unos monjes foráneos?
−En mi torreón les tengo refugiados. Vayamos presto mi rey a resguardo del temporal y podrá conocerlos.
Una noche grata fue aquella, recuerda el rey, mientras lava un par de manzanas en una fuente y se las desayuna. Inmediatamente le cayeron bien aquellos monjes, le recordaban los años que pasó en su juventud en Samos con otros similares. En cuanto supieron que era el rey de Hispania le pusieron al corriente de sus planes: Iban a Roma para dar cuenta a su obispo y a la cristiandad entera de un importante hallazgo de su obispo marinero. Brandan, o algo así dijeron que se llamaba, había navegado hacia el oeste y había encontrado varias grandes islas prácticamente deshabitadas.
¿Al oeste? ¿Más allá de la mar océana?
Aquella noticia le pareció fiable por venir de quienes venía y hacia quienes se dirigía. Esa noche y sucesivas una clara idea, pero arriesgada, se fue formando en su dura mollera de rey monje; con los bajeles al resguardo del puerto de Gijón apenas llegar a su enclave palaciego convocó a curia palatina a todos sus nobles en una fecha cercana. Algunos aún estaban de regreso de sus últimas correrías por la costa occidental de España.
Hay días que huelen a triunfo desde el primer momento que te sientes respirar, al salir del mundo de los sueños, antes aún de abrir los ojos. Reunidos los nobles en su palatino retiro les expuso su proyecto en distendida charla.
− ¿Y dices Alfonso que ese Barandán obispo encontró una isla al occidente?
−Encontró varias y algunas muy grandes. En cuanto los monjes lleguen a Roma, si no lo han hecho ya, la noticia correrá como los galgos en todas direcciones. Incluso los morucos saldrán a toda vela para buscarlas y reclamarlas para sí, el Emperador Carlos estará ya desplegando velas; menudo águila está hecho.
−Y tú tienes tres de los mejores bajeles que existen; entiendo.
−Y los suficientes navegantes bien avezados en surcar los mares.
−Pero los pescadores siempre han dicho que no se puede ir muy lejos hacia occidente; que vientos y corrientes te mandan de vuelta a la costa a poco que te alejes.
−No se preocupe por ello mi conde Teudane que ya se encontrará el modo y manera de superar con esos buques lo que consiguieron unos monjes con sus lanchas.
− ¡Pero provisionar tres bajeles para la conquista saldrá por un pico!
−Y de los grandes, mi conde Fruela. ¿Quién de vosotros quiere liderar la empresa? −Todos callados; lo suyo son los caballos y las yeguas, no son marineros. Tras unos minutos de callada ausencia y mirada extraviada a los vencejos que les pasan cerca uno de los nobles se atreve a abrir la boca.
− ¿Y este convite cómo se paga? ¿Vas a ir tú?
−Yo no iré pero ya tengo el hombre que dirigirá la travesía náutica. Será mi amigo Teodoro el conde bizantino, bien ducho en manejar esas naves, quien embarcará con todos sus hombres. Pero solo son quince soldados a repartir en tres grandes barcos; lo justo para vigilar a los marineros moros. Y el convite se paga a escote, como siempre, y a la vuelta se reparte; no vamos a cambiar ahora nuestras costumbres por unas cuantas islas. No me digáis que no tenéis posibles con todo lo que nos hemos traído de Lisboa; a alguno le tentará ser conde de una isla propia. Necesito soldados, cien por nave, es lo mínimo, son trescientos; también irán unos cuantos pescadores; así mismo embarcaré seis de mis judíos que son hábiles artesanos de los metales y entendidos en minerales. Pensarlo un momento: ¿y si encuentran plata y oro en esas islas vernales? Lo diré por última vez, ¿Quién se apunta a este festín? Porque en cuatro días levantaran velas y se irán.
No hizo falta decir más, recuerdo bien; casi hay combates a espada allí mismo (y no sé si no habría alguno a mis espaldas, que bien conozco a los nobles) En cinco días estábamos en el puerto despidiendo los bajeles. ¿Un pico? Una montaña costó aquello. Solo con lo que tuve que pagar por unas velas nuevas luciendo la hermosa Cruz Patada hubiera levantado una iglesia.
La impedimenta, los alimentos, las cubas de agua, todo estaba maravillosamente ordenado nave tras nave. No me había equivocado con Teodoro; un regalo del cielo aquel hombre que había conocido en Victoria y se vino conmigo a las Asturias. Gente rara los romanos, pero fiables soldados y muy devotos; y nadie discutió su jerarquía al mando. Años se había pasado en los bajeles del Emperador de Bizancio antes de venir a España y aquello se notaba a simple vista. Los morucos se los habían arrebatado al Emperador Romano y ahora me harían a mí Emperador Hispano.
Les saludé con la mano al verles partir y mi pecho henchido de emoción y orgullo me obligó a hacer grandes esfuerzos para no gritarles al soltar amarras. (Como encuentren algo de plata se van a enterar los morucos el verano próximo. ¡Les echo a todos de Hispania!)
Fue la última vez que les vi; nunca más se supo de ellos. El mar se los tragó. También se debió tragar a los monjes el gran océano pues han pasado los años y nunca llegó noticia de ellos a obispo alguno. Y yo sigo preso; ocho años ya; me siguen teniendo prisionero los que a mi convite acudieron; ocho años llevo ya en este pequeño monasterio, he vuelto a ser un sencillo monje lejano del mundo y sus miserias. ¡Qué cruel es la vida! Tenía tantos grandes sueños, una ciudad nueva, un gran templo, un imperio…

¿Qué os parece? Pues ésto es solo el principio, la aventura es prodigiosa y cambiará el destino de la humanidad de una manera misteriosa e irrevocable.
Si queréis descargarla para vuestro lector digital podéis dirigiros a esta dirección:

Pero los amigos no tenéis más que mandarme un correo a cuassia@gmail.com
Y lo arreglamos entre nosotros.

martes, 7 de enero de 2014

Conmemoración del Museo Etnográfico Provincial, Mansilla de las Mulas

La Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León "Pulchra Leonina"estuvo presente en la Conmemoración del 200 aniversario de la creación de la Diputación Provincial de León y del quinto aniversario de la apertura del Museo Etnográfico Provincial de León en la localidad de Mansilla de las Mulas.

La localidad leonesa de Mansilla de las Mulas está situada junto al rio Esla, en pleno Camino de Santiago. En la Edad Madia contaba con fuertes murallas con sus correspondientes cubos de los que aún se conservan vestigios.

Mansilla de las Mulas

En lo que fue convento de San Agustín, fundado hacia el año 1500 por el Almirante de Castilla D. Fadrique Enriquez se ubica en la actualidad el magnífico Museo Etnográfico Provincial de León digno de ser visitado por propios o foráneos.

En representación de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago, el viernes tres de enero, hemos tenido ocasión de presenciar la muestra museística titulada “200 aniversario de la creación de la Diputación Provincial de León” que tanto ha apoyado la conservación de nuestro patrimonio etnográfico y conmemorar junto a esta efemérides el quinto aniversario de la apertura del Museo.

La exposición, contó con amplia difusión en prensa y radio:


Fue inaugurada por la Presidenta de la Diputación, Dª Isabel Carrasco, a la que acompañaban el diputado de cultura, Teodoro Martínez, la alcaldesa de Mansilla, María Paz Díez, y el director del Instituto Leonés de Cultura, Jesús Celis, entre otras autoridades y amigos.

DSCF8090-resize

Me fotografié junto a Jesús Celis ante un hermoso ramo leonés.

Conmemoración Museo Etnográfico Provincial

Paramos a admirar un escudo agustiniano, que en su día se realizó en el empedrado, representando el corazón de Jesús atravesado por una flecha.

Conmemoración Museo Etnográfico Provincial

Entramos luego al salón de actos donde la Presidenta pronunció un discurso.

Conmemoración Museo Etnográfico Provincial

Luego se realizó un recorrido por la exposición.

Conmemoración Museo Etnográfico Provincial

Comenzó por lo que denominaron la pirámide etnográfica, cuyo significado explicó el comisario del museo, Javier Lagartos.

Conmemoración Museo Etnográfico Provincial

Se trata de un grupo de piezas del Museo, libros, entradas y folletos, coronado por un busto de Julio Carro Carro, el primero en donar una colección de entidad a la Diputación (hacia mediados del siglo pasado) con el fin de que se creara el museo etnográfico.

Entre las piezas seleccionadas atrajo mi atención un exvoto en un cuadro,

Conmemoración Museo Etnográfico Provincial

una mascara de los jurros,

Conmemoración Museo Etnográfico Provincial

una vieja gramola,

Conmemoración Museo Etnográfico Provincial

una virgen de estilo rural con su inocente encanto,

Conmemoración Museo Etnográfico Provincial

una cocina con sus utensilios y otras cosas de antaño.

Conmemoración Museo Etnográfico Provincial

Al igual que en FITUR nos mostraron un recorrido virtual por el Camino de Santiago en León, aquí tuvimos ocasión, provistos de un smartphone o una tablet, con uno de estos dispositivos electrónicos, el visitante accede a la explicación de cada joya tras capturar un código QR.

Conmemoración Museo Etnográfico Provincial


Abre el recorrido el ejemplar de La pícara Justina del Ayuntamiento de Mansilla de Las Mulas y la cierra un arca de concejo. El ramo de Navidad, un yunque, un potro de herrar, unos pendientes de calabaza, los guirrios, las castañuelas, el escaño de una palloza son lo más escogido de un tesoro que supera las 6.000 piezas.

Ved nuestro reportaje fotográfico.
Fotos y Texto de Rafael Cid