domingo, 24 de febrero de 2013

De La Ercina a Boñar. Anticipo Viejo Camino de Santiago

Esta andadura constituye la segunda parte de la etapa, del Viejo Camino de Santiago, que realizaremos con la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León "Pulchra Leonina", el día 10 de marzo. Va desde La Ercina a Boñar.
Esta entrada va dedicada a María José, a su marido Alberto y a Pelayo de La Losilla, por vuestro blog, vuestra acogida y magnificas explicaciones, a Nicolás, a Coral, de La Ercina, a Germán de Fresnedo, a Alberto de la Acisa, a Daniel, que esta vez es el que posa en las fotos, en un pequeño duelo de fotógrafos...
Gracias ¡Sois geniales!
Era un sábado, cuyas previsiones meteorológicas hubieran echado para atrás a muchos. Al llegar a la Ercina, repusimos fuerzas en el bar de la estación para iniciar la marcha.
Ved nuestras fotos de la Ercina.

La Ercina, 2013


Allí amablemente Nicolás, el propietario del mismo, nos indicó un camino que va paralelo a la carretera asfaltada, que queríamos evitar. Nos agradó la coincidencia de que se llamase “camino de León” .

La Ercina, 2013

Hasta el camino nos llevó Germán, un muchacho que es de Fresnedo de Valdellorma, da gusto encontrar gente tan agradable. Se accede cogiendo la calle de la Fuente del Obispo y después de la fuente nace el sendero, que luego se ensancha en una gran pista que recorre toda la collada con accesos a los pueblos.

La Ercina, La Losilla

Continuamos la marcha teniendo en cuenta las indicaciones de los libros de D. Julián González y de D. José Fernández Arenas, ambos referentes imprescindibles sobre los lugares a visitar en el “viejo camino”, el blog del camino olvidado  y las indicaciones de nuestro compañero Daniel, que ya ha realizado esta parte de la ruta en otra ocasión.

La Ercina, La Losilla

Debemos dirigirnos en primer lugar hacia la Acisa de las Arrimadas.
Ved nuestras fotos de la Acisa

El peregrino que ha dejado la collada y el Camino de León lo primero que se topa es la simpática ermita de S. Antonio Abad y S. Hipólito.

La Ercina, La Losilla

En vez del habitual nido de cigüeña, en lo alto del campanario nos saludaba un “feliz 2013” con bombillas de colores y agradecemos la intención, que debe durar hasta las postrimerías de diciembre.

Aprovechamos la ocasión para bajar al pueblo y estuvimos con Alberto en el teleclub, donde entramos en calor, pues nevusqueaba y aunque a veces salía el sol, estaba muy frío.

La Ercina, La Losilla

Repostamos las cantimploras en el pitorro del pilón y nos hicimos buenas fotos descansando en un sombrajo muy hermoso.

La Ercina, La Losilla

A la salida del pueblo, convenientemente señalizado por el lado izquierdo de la carretera, sale un senderín que va paralelo y te lleva hasta la iglesia de Santa Marina, que es la parroquia común de dos pueblos, La Acisa y Barrillos, donde se celebran las exequias y todas las ceremonias. Caminamos hacia ella, de nuevo sin pisar asfalto.

La Ercina, La Losilla

De Santa Marina, el padre Alba en su libro Historia de la montaña de Boñar, escrito en 1865, nos da noticia de que en su torre, que tiene indicios de ser muy antigua, hay una cruz parecida a la utilizada por los caballeros de la espada, después de Santiago y en dos fitos a cierta distancia (yo no los localicé)  otra cruz con cierta semejanza a la que utilizaban los Templarios. La tradición dice que allí hubo un priorato y ambas órdenes estaban destinadas a la custodia de los caminos de peregrinos.

La Ercina, La Losilla

Así que, apresurado caminante detén un momento tu paso y ten un pensamiento agradecido para los que dedicaron su vida a protegerte. Puedes consultar esta página sobre el templo.

La Ercina, La Losilla

Desde éste altozano las vistas son espectaculares y fotografiamos el entorno, fijándonos en todo.

La Ercina, Las Arrimadas

Bajamos unos 300 metros  y ya estamos en Barrillos de las Arrimadas, aquí podéis leer en wikipedia su historia.
Ved nuestras fotos de Barrillos.

Dani me contó sus andanzas infantiles por este pueblo y que en mayo se hace una fiesta preciosa en estas praderas, con pendones y bailes tradicionales.

La Ercina, Las Arrimadas

Hay que subir a lo más alto del pueblo al Santuario de la Virgen de Los Remedios. Aquí acudían en romería gentes de todos los pueblos de contorno para oír misa con procesión y pendones, comida en el campo, bailes, aluches y bullicio. Pero hoy está en calma y silencio.

La Ercina, Las Arrimadas

Por el lado izquierdo de la iglesia un gran cartel de madera nos indica que nos encontramos en el Cordal de la Varga. Este es el camino que debemos seguir ya hasta Boñar, está bien señalizado y no tiene tráfico de coches.

 El siguiente pueblo que nos encontramos, la Devesa de Boñar, tiene un pequeño bar que nos permitirá aliviar nuestra sed o entrar en calor según el día que tengamos.

La ruta esta vez es larga, pero muy interesante, así que haced acopio de fuerza,s pues estáis llegando a la Losilla.
Ved nuestras fotos de la Losilla.

Ya va siendo hora de que os hable de la historia de la Losilla, de S. Adrián de Balneare, del Conde Guisvado y de su mujer Leuvina, que podéis leer en esta entrada.
O también podéis escuchar este relato pinchando aquí.

Alfonso III los envió a Roma, no se sabe a ciencia cierta, si como embajadores o para proteger al Papa Juan VIII de los ataques del Islam.

La Losilla, 2013

Sea como fuere cuando llegaron a Roma ya había pasado el peligro, pero el Santo Padre no los dejó volver con las manos vacías y les regaló unas reliquias de San Adrián y Santa Natalia.
Ved la página de La Losilla, que preparó nuestra amiga Mª José, que habla de S. Adrián y Santa Natalia. 

A su regreso, parte de las reliquias las tomó el rey para construir su querido conventín en San Adrián de Tuñon y para el resto se construyó este monasterio de San Adrián de Balneare. En el 924 se celebró en él un concilio con asistencia del rey, la alta nobleza y dignidades eclesiásticas.

Ved página de las Caldas de S. Adrián
En la actualidad no queda mucho de su pasado esplendor, una imagen magnífica del Salvador, la imagen de la virgen del altar mayor y otra más pequeñita, que a mi se me antoja una virgen negra, como la de la Encina o la de Montserrat ¿Por qué no? Si hubo templarios cerca de aquí.

Se han llevado los retablos a lo largo de los siglos, para no se sabe donde, las pinturas con la efigie de los santos titulares se custodian en la Iglesia de la Losilla, que también es digna de visitar.

Inscripción fundicional en una piedra del s. X.

Quedan sin embargo las inscripciones en la piedra, esas no se las pudieron llevar.

San Adrián

Pero ¿las reliquias? Ya dijimos que parte fueron a parar a San Adrián de Tuñon, las depositadas aquí se llevaron a San Pedro de Eslonza y durante la desamortización se trasladaron al monasterio de nuestras amigas las Carbajalas de León.
Ved nuestras fotos de San Adrián.
Ved fotos de nuestra primera visita a las Caldas de S. Adrián.

Me emocioné un poco cuando Pelayo me mostró una cajita con unos huesecillos que habían logrado conservar en el pueblo y recordé entonces la inscripción casi escondida de una de las piedras: “hic jacent ossa duorum santorum per quos fecit dominus multa mirabilia” ¡Que así sea por siempre!

San Adrián

El pueblo de San Adrián es también famoso por sus “caldas o aguas termales”, que salen en abundantes chorros a unos 37grados de temperatura. Me imagino que más de un peregrino aprovecharía para dar aquí un baño salutífero a su maltrecho cuerpo y se aliviará bebiendo.

San Adrián, 2013

Vosotros, aunque el balneario lleva años cerrado,  podéis probar las aguas medicinales en una fuente situada detrás de la iglesia, es gratis y viene gente de toda la comarca a cargar garrafones.

San Adrián, 2013


Nosotros seguimos la ruta por la senda de los rocinos, hasta llegar a Boñar, por la ermita de san Roque y es que el camino es eso: como el juego de la Oca. De San Roque (de Yugueros) a San Roque (de Boñar) y tiro porque me toque. De puente (del mercadillo) a puente (viejo de Boñar)  y tiro y tiro y camino….como las pilas Duracel…

Texto y fotos de Rosa Fadón y Rafael Cid 

2 comentarios:

Maribel Borrego dijo...

Una crónica muy interesante e instructiva. Además de describirnos el viejo camino, nos aportáis una información cultural y patrimonial de gran valor. ¡Gracias por vuestro trabajo!

Rosa Mª F S dijo...

Verdaderamente el Camino es un pozo de riquezas, historias, paisajes, personas...